fbpx

Diez lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda

El Lago de Garda, con sus aguas cristalinas y sus vistas inolvidables, no puede dejar de despertar el deseo de conocer incluso los lugares más remotos. Incluyo también personas que, como yo, viven muy cerca de este lugar de ensueño, pero que aún no conocen todos sus secretos. Precisamente por esta razón nace este artículo en el que descubriremos juntos los diez lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda.

A menudo damos por sentada la suerte de vivir cerca de uno de los lugares más mágicos del mundo. Queremos irnos y seguir nuestro deseo de novedad. A veces, sin embargo, no tenemos en cuenta el hecho de que esta perla también tiene destinaciones ocultas que nos dejarán sin palabras.

Si ya estás enamorado de los muchos lugares para visitar en el Lago de Garda pero quieres descubrir algo más, estás en el lugar correcto.

1. PUENTE TIBETANO EN TORRI DEL BENACO
2. SANTUARIO DELLA MADONNA DI MONTECASTELLO
3. CASCADA DE PONALE
4. IGLESIA DE SANTA BÁRBARA
5. COLINA DE LORENZO
6. PLAYA DE POSTERNA Y RÍO ARIL
7. MARMITTE DEI GIGANTI
8. CRISTO SILENTE
9. CAMPO DI BRENZONE E BALOT TACÀ VIA
10. OASIS NATURAL “SAN FRANCESCO”

Diez lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda
Credits: Andrea Cacciatori

1. PONTE TIBETANO A TORRI DEL BENACO

¿Buscas una dosis de adrenalina para animar tus días? Entonces esta etapa te va a satisfacer.

Torri del Benaco acoge, de hecho, una atracción muy especial, inaugurada solo en 2019, por este motivo aún no conocida por todos. Estoy hablando de un verdadero puente tibetano, suspendido unos 45 metros sobre un acantilado que te dejará sin aliento. Largo unos 34 metros, si sufres de vértigos puede que no esté en tu lista de deseos, pero te aseguro que la vista no tiene precio. No te preocupes; incluso el camino para llegar allí te dará emocione únicas.

Vamos con orden. Primero te explicaré cómo llegar a esta destinación que merece de estar en mi lista de diez lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda.

Dado que está escondido, deberás tener cuidado en llegar al punto de salida, Borgo Crero. Tendrás que recorrer una carretera larga 2 kilómetros. Es muy empinada y estrecha, llena de curvas cerradas, pero no tienes que preocuparte. Aquí se puede aparcar el coche y continuar andando, siguiendo el camino de Cai n. 39. En unos 20 minutos llegarás a este emocionante lugar, rodeado de naturaleza y listo para hacerte experimentar sensaciones inimitables.

¿ Pensaste alguna vez que hubieras caminado sobre un verdadero puente tibetano mientras disfrutas de la vista de algunos de los lugares para visitar en el Lago de Garda?

Desde aquí se puede distinguir Malcesine, Riva del Garda, Torbole, Monte Brione y Monte Stivo. Un lugar escondido que nos ofrece un vasto panorama en la Val Vanzana.

Teniendo en cuenta que el puente está hecho de rejillas de acero antideslizantes, también es perfecto para una excursión con tus hijos para crear recuerdos de familia imborrables. En cambio, si eres un apasionado de ciclismo y quieres hacer esta experiencia con tu fiel compañera, solo tienes que empujarla mientras caminas en el puente. Lo único que hay que tener en cuenta es que no pueden subir más de 15 personas al mismo tiempo. El puente es fuerte y seguro, ¡pero mejor no desafiar al destino!

Tu paseo puede terminar aquí y puedes decidir regresar por el mismo camino. O, si te gusta caminar, te sugiero que continúes. De hecho, después de cruzar el puente, puedes caminar hacia Pai di Sopra y siguiendo el camino Cai n. 38 llegarás a San Zeno di Montagna. Aquí puedes tomar un descanso para admirar el panorama que te rodea. Este recorrido te llevará aproximadamente 4 horas, ¡excluyendo los descansos para capturar estos paisajes de postal!

Para concluir, te aconsejo que visites también Borgo Crero a tu regreso. De hecho, aquí la iglesia de San Siro del siglo XVIII, inmersa en la naturaleza entre olivos y envidiables vistas al lago, te transportará atrás en el tiempo.

No todo el mundo sabe que en Crero hay grafitis y grabados rupestres en el camino que une la Ruta del Peregrino.

En resumen, este lugar para visitar en el Lago de Garda es un verdadero cofre del tesoro, que alberga joyas únicas y sorprendentes y, sobre todo, poco conocidas.


Santuario di Montecastello
credits: Stefano Palermo – stefano.pale (IG)

2. SANTUARIO DELLA MADONNA DI MONTECASTELLO

Para le segunda etapa de nuestro viaje para descubrir los 10 lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda, nos trasladamos al lado de Brescia, en Tignale.

Aquí, en una punta de roca caliza de Monte Cas con vistas al lago, un imponente monumento capturará su curiosidad desde el primer momento. Estoy hablando del Santuario della Madonna di Montecastello, llamado también Santuario Madonna della Stella. Este nombre deriva de la aparición milagrosa de la “Estrella” que en 1200 puso fin a la lucha sangrienta que tuvo lugar en Tignale. ¿Tienes curiosidad por saber más?

Empecemos explicando cómo puedes llegar a este Lugar Santo a 691 metros de altura. Pasando por la gardesana occidental, tienes que subir siguiendo las indicaciones hacia Tignale. Puede aparcar su coche en la carretera entre Olzano y Prabione, justo al lado de el capitel del Vía Crucis. Dejarás el coche a 574 metros de altura, el restante tendrás que caminar siguiendo un camino bastante empinado. Vas a necesitar aproximadamente media hora. Si por motivos diferentes te resulta más conveniente llegar en coche, en las temporadas menos concurridas podrás hacerlo sin problemas. En la plaza delante encontrará un gran aparcamiento. Pero ten cuidado, la carretera es muy estrecha y es una sucesión de curvas cerradas, ¡así que mejor considerar en función del tamaño de tu coche!

Una vez que llegues, no sabrás donde mirar. Por un lado, un monumento de una belleza inexplicable, hecho aún más sorprendente gracias a la reciente restauración; por el otro, una vista verdaderamente impresionante.

Yo diría que nos concentremos primero en el Santuario. Construido sobre las ruinas de un antiguo templo, más tarde se transformó en un castillo que contiene la “Casa Santa”, un pequeño templo del año 800 d.C.  Los amantes del arte reconocerán inmediatamente los frescos inspirados a Giotto que decoran el interior, donde también se encuentra el exvoto más grande de Europa.

Para recuperar un poquito después de estas fuertes emociones, en la plaza hay un pequeño quiosco. En los meses de verano ofrece la oportunidad de admirar lo que te rodea al abrigo de grandes sombrillas. Tienes la oportunidad de relajarte y recuperar fuerzas para la siguiente etapa.

¡Las sorpresas en este lugar escondido para visitar en el Lago de Garda no terminan aquí!

Después haber recuperado el aire, te aconsejo que vayas al camino de tierra a la izquierda. Algo mágico te está esperando. Una experiencia apta no solo para los amantes del trekking y de las vistas espectaculares, sino también para los entusiastas de la historia. Se pueden ver algunos asentamientos antiaéreos de la Primera Guerra Mundial y túneles tallados en la roca viva. Gracias a los numerosos paneles informativos podrás descubrir la construcción y el funcionamiento de los túneles. Verás donde se instalaron los cañones antiaéreos y donde se refugiaron los militares durante la Gran Guerra.

Se puede proceder a la torreta con la cruz a unos 780 metros de altura, y luego regresar siguiendo el mismo camino. Para disfrutar de la caminata sin problemas, es mejor usar zapatos cómodos.


CASCADA DE PONALE
Credits: Airon90

3. CASCADA DE PONALE

Hemos hablado de una etapa en Véneto y otra en Lombardía. ¿Qué tal cerrar el círculo moviéndose a Trentino para la tercera etapa de los diez lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda?

Ahora estamos en la parte más septentrional del lago, en las aguas de la fascinante Riva del Garda. Si te preguntas por qué he especificado el hecho de que no estamos en la tierra firme, ahora lo entenderás de inmediato. Te llevaré a descubrir una cascada que solo unos pocos aventureros tienen la suerte de ver: la Cascada de Ponale.

Si estás leyendo este artículo significa que los lugares que no todo el mundo conoce te atraen y te puedo asegurar que este lugar secreto no te decepcionará. Piensa que a esta cascada solo se puede llegar de una manera: por agua. La opción que la mayoría de los visitantes eligen es alquilar un kayak o sup. Si remas una hora llegarás a tu destinación.

Este es uno de los clásicos casos donde el viaje ya es la mitad de la experiencia, así que disfrútalo.

Partiendo del característico puerto de Riva del Garda bajo la Torre Apponale, te invito a darte la vuelta para admirar la orilla del lago detrás de ti. Es verdaderamente mágico ver las cosas desde un punto de vista diferente. Siempre notamos detalles distintos que despiertan en nosotros sensaciones completamente nuevas. Preste especial atención al pasar por el puerto, ya que incluso barcos muy grandes vienen aquí, por esta razón es mejor rodearlo para no arriesgarse.

Al continuar hacia el sur, te sorprenderás al admirar la pared de roca de la Rocchetta que se hunde en el lago. Es un contraste que te va a dejar sin palabras. Después de aproximadamente una hora llegarás al restaurante y hotel “Casa della Trota”, ahora en desuso debido a un debate entre propietarios y ambientalistas. Este lugar puede hacerte pensar a ti también. ¿Prefieres pasar una noche cenando rodeado por las aguas cristalinas del lago, o te gustaría más dejar la naturaleza virgen? En cualquier caso, tendrás que superar un pequeño puente natural hecho de roca que te llevará frente a un espectáculo inimitable. Aquí el rugido del agua helada y el viento que levanta despertarán emociones únicas en ti.

La posición salvaje de esta cascada le ha merecido el nombre de “Cascada más hermosa de Trentino”, así como una de las más sorprendentes de toda Italia.

¿Quieres conocer otra curiosidad sobre la cascada? A finales del siglo XIX la cascada, gracias a su salto de 60 metros, también se utiliza como fuente de energía para la central hidroeléctrica “Riva”. Esta, sin embrago, se cerró durante la Primera Guerra Mundial.

Como habrás comprendido, no todo el mundo tiene las capacidades de alcanzar este lugar en total autonomía. De hecho, hay muchas variables que tener en cuenta, como los vientos que soplan continuamente en la parte norte del lago. Así que como plan b también existe la posibilidad de verlo gracias a un sendero para caminar.

¡Continúe con nuestro viaje para descubrir los diez lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda para aprender más!

Al llegar a su destinación, probablemente verás el camino de Ponale, otra meta increíble. Junto con el sendero Busatte-Tempesta, es un sueño hecho realidad para los amantes del trekking y la bicicleta de montaña. Es precisamente a través de este camino que se puede llegar a la cascada desde el interior.

Toma nota, esta pintoresca ruta que conecta Riva del Garda con Valle de Ledro es sin duda un lugar para visitar en el Lago de Garda.

La historia de este sendero es fascinante. Solo hay que pensar que ya en 1192 se hablaba del Puerto de Ponale, un vínculo importante entre el Lago de Garda y el valle de Ledro. A mediados de los años 800, el emperador Giacomo Cis inauguró la carretera de Ponale. Con una longitud de 33 kilómetros tallado en la roca, permitía que el Valle finalmente salgara del aislamiento. Con la llegada de Gardesana a principios de los años 30, el camino se dejó para ser recuperado solo en 2004. Año en el que se convierte en carril bici y peatonal, hoy de importancia internacional.

En el camino vas a encontrar muchos Belvederes, donde podrás tomar fotos para recordar esto momento tan precioso. El sendero no es demasiado difícil, se clasifica como medio-fácil, sus 20 kilómetros de longitud, sin embargo, te harán sentir hambre. Por suerte han pensado también en esto: encontrarás muchos restaurantes donde relajarte y refrescarte antes de continuar.

Sin quitar nada al camino, casi todos lo conocen, así que no está exactamente entro los 10 lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda. Lo que mucha gente no sabe de esta ruta es una joya de la ingeniería militar que afortunadamente ha estado también abierta al público. Estoy hablando de la Tagliata della Ponale, una fortificación austriaca enteramente excavada dentro de la montaña. Cerrada desde hace muchos años, hoy en día es posible visitarla gracias a algunas excursiones organizadas. Te acompañará un guía muy bien preparado que te mostrará todo y te contará hasta la última curiosidad.

Construido entre 1860 y 1918, es la “obra más atrevida de arquitectura militar de resistencia en el sector”. Piensa que se distribuye en 5 plantas, con túneles, emplazamientos de artillería, miradores y refugios. El núcleo más antiguo es el Fuerte Teodosio, que toma su nombre del descubrimiento de un tesoro de la época romana, aquellos que no sufren de vértigo pueden disfrutar de una vista increíble desde aquí.

Lo que sin duda te dejará más asombrado es la escalera de 200 escalones que desciende rápidamente hasta el nivel del lago. Con una diferencia de altura de 170 metros, es un verdadero túnel en la roca viva que conecta la tercera galería con el espejo cristalino. Hoy disfrutamos de una esplendida vista desde aquí, mientras que unos años atrás se iluminaba al ras del agua para golpear inmediatamente cualquier enemigo.

Es una verdadera inmersión en la historia, en la que podemos entender cómo vivían los soldados durante la guerra. ¡Piensa que en el suelo todavía se puede ver el polvo amarillo con el que hacían explosivos! El ambiente aquí es húmedo, oscuro y en algunas partes angosto. Nos hace pensar el hecho que para estos jóvenes seguía siendo un lugar ámbito, donde, sin embrago, las paradas siempre eran demasiado cortas. Esta visita no te va a dejar indiferente.

Ni siquiera podrías imaginar mientras caminas afuera que hay una obra tan majestuosa justo en el corazón de una montaña. Hay que decirlo: ¡es un lugar escondido!

Si aún tienes sed de aventura, desde el sendero de Ponale también puedes decidir continuar y llegar a Punta Larici, para disfrutar de una vista inimitable. Es una terraza natural a más de 900 metros sobre el nivel del mar, suspendida entre el Lago de Garda y Valle de Ledro. En definitiva, si no quieres perderte ni un vistazo o quieres disfrutar de un romántico amanecer, la selección es amplia.

Si el trekking es tu pasión y te encanta entrar en el juego, estos lugares para visitar en el Lago de Garda van a satisfacer tus expectativas.


IGLESIA DE SANTA BARBARA
Credits: Mark

4. IGLESIA DE SANTA BÁRBARA

El extremo de la zona del Benaco todavía nos depara muchas sorpresas. No faltan itinerarios inusuales y particulares en esta área. Desde el centro de Riva, si miras hacia el Monte Rocchetta, puedes distinguir un punto blanco pintado en las rocas.

¿Tienes curiosidad por saber qué es? ¡Entonces solo tienes que continuar con los diez lugares escondidos para visitar en el Lado de Garda!

Desde el centro de la ciudad se puede llegar fácilmente al aparcamiento Monte Oro, donde puedes dejar tu coche y por aquí empieza el paseo panorámico. Desde aquí, sigua simplemente las indicaciones hacia Bastione Riva, siguiendo una carretera empedrada con numerosas curvas cerradas. A 211 metros de altura llegarás al Bastione Riva, sin duda un lugar para visitar en el Lago de Garda. Este, construido a principios del siglo XVI por los venecianos, fue destruido en 1703 por las tropas francesas haciéndolo inutilizable. Aún hoy, gracias a las recientes restauraciones, conserva su encanto, tanto que es considerado uno de los símbolos de la ciudad. ¡Te aviso, la pendiente se siente! Pero no te preocupes, sé como hacer que vuelva la ganas de llegar a destinación. Justo debajo del Bastione Riva, que domina una vista inigualable, puedes tomar un descanso en el restaurante ubicado al pie de la torre fortificada. En este ambiente refinado, inmerso en un lugar moderno, también puedes considerar sorprender a tu pareja. Una cena romántica, admirando de la mano un atardecer inolvidable. Para ocasiones especiales como estas, si no quieres llegar a la mesa sin aire, te sugiero que consideras la opción del ascensor panorámico, inaugurado en 2020.

Después haber recuperado las fuerzas, detrás del bastión, encontrarás el camino de tierra número 404. La ruta es en gran parte dentro del bosque, por lo que es factible incluso en los días más calurosos, ya que está sombreada. Caminando notarás también las tuberías que corren en la montaña. Estos, ahora en desuso, tomaban agua del cercano Lago de Ledro que alimentaba la central hidroeléctrica de Riva del Garda.

A unos 620 metros de altura, después de poco más de una hora andando, finalmente llegarás a tu destinación. Lo que antes era un punto, revelará toda su belleza. La iglesia de Santa Bárbara te dará la bienvenida inmersa en una atmósfera mágica en toda su blancura.

El nombre viene del Santo Patrón de todos los mineros, que en 1935 construyeron esta iglesia durante la construcción de la planta hidroeléctrica. Justo antes de la iglesia se encuentra también el refugio homónimo, para los trabajadores. Hoy en día es un punto de refresco conveniente desde donde se puede disfrutar de una vista increíble.

La iglesia no tiene características particulares, pero lo que sorprende es el paisaje circundante. Además, para los amantes de las vías ferratas, es posible tomar el sendero 405. Desde “Bochet d’Enzima” regresa al centro de Riva con un itinerario de anillo. Dado que hay escaleras de hierro, es mejor caminar aquí solo con el equipo adecuado. De lo contrario, para los menos experimentados, se puede regresar del camino que hiciste anteriormente.


COLINA DE LORENZO
Credits: caicastiglione.it

5. COLINA DE LORENZO

Después de este atracón de paisajes impresionantes vistas del lago, ¿qué tal moverse un poco hacia el interior para una experiencia completamente nueva y especial?

Seguimos con los diez lugares escondidos para visitar. Ahora estamos en Castiglione delle Stiviere, en la provincia de Mantua, en un lugar completamente mágico.

La colina de Lorenzo está inmersa en el paisaje encantado de las colinas morrénicas. Es un lugar perfecto para un viaje con sus hijos, para tener un contacto directo y genuino con la naturaleza. Un laboratorio de educación ambiental al aire libre, para concienciar especialmente a las nuevas generaciones (pero no sólo) sobre la importancia del respeto a la naturaleza.

La historia de este oasis natural, rodeado de vegetación y alejado del ruido de la ciudad, es realmente especial. El nombre deriva de Lorenzo Saviola que decidió donar esta tierra de 13 hectáreas a su amigo Fausto de Stefani. Probablemente este nombre te resulte familiar, ya que es el segundo alpinista italiano que ha escalado todas las montañas de altura superior a los 8000 metros.

Desde siempre amante de la naturaleza y activista ambiental, De Stefani decide dejar algo a las generaciones futuras. Un lugar para ayudarlas a entender lo importante que es saber como vivir con todo lo que nos rodea. Una iniciativa que en su pequeño ha llegado a muchos jóvenes que acuden cada año para tener un diálogo directo con la flora y la fauna de la zona. En promedio, unos 20.000 niños de primaria son acompañados para vivir esta experiencia única. De Stefani insiste mucho en el diálogo con los niños. Siguiendo la filosofía de que lo que nos sorprende y aprendemos en la infancia nos acompañará hasta nuestro último aliento. Con sus historias emociona a las nuevas generaciones, que lo escuchan extasiadas y se embarcan en este viaje dentro de la naturaleza con él.

Además de los fascinantes cuentos de Fausto, en la colina se pueden también admirar edificios muy especiales. Esculturas de madera, una antigua turbera restaurada, un estanque, tiendas mongolas e indias, el barco pirata. Además de las diversas pajareras, algunas de las cuales fueron hechas por los propios visitantes, se puede observar desde el observatorio una gran variedad de especies de aves sin molestarlas. No puedes perderte una granja educativa, donde simpáticos animales te arrebatarán una sonrisa, ¡así como el heno de tus manos! En resumen, este es uno de los 10 lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda que tiene mucho que ofrecerte. Ya sea que desee ir de viaje con tu familia o simplemente tener una conexión genuina con la naturaleza.

En mi opinión, tomarse el tiempo para una actividad como esta nos ayuda a mirar nuestra rutina diaria desde otro punto de vista. Es gracias a experiencias como esta que podemos hojear lo que es realmente importante para nuestras vidas y lo que es superfluo y dañino.


Diez lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda

6. PLAYA DE POSTERNA Y RÍO ARIL

Volvamos ahora a reflexionarnos en el espejo de nuestro maravilloso lago, en particular en la hermosa Malcesine. Aquí la montaña y el lago se mezclan armoniosamente en un clima único, tanto que la ciudad siempre ha sudo una meta para numerosos artistas.

Si quieres saber más sobre este lugar para visitar en el Lago de Garda, aquí encontrarás muchas otras curiosidades

Ahora nos centramos en los lugares menos conocidos y más particulares de esta zona. ¡los diez lugares escondido para visitar en el Lago de Garda no han dejado de sorprenderte!

Comenzamos desde el centro de la ciudad, justo al lado del majestuoso castillo Scaligero. ¿Si te dijera que exactamente debajo de la fortaleza, hay una pequeña playa con aguas cristalinas inolvidables? Sí, estoy hablando de la playa escondida de Posterna, o “do Posterna”, como está indicado en un cartel justo en el centro.

Aunque está señalizada, la pequeña playa es poco conocida. ¿Será porque para llegar a ella hay que bajar por un descenso bastante inclinado entre las rocas? Te aseguro, sin embargo, que el esfuerzo inicial será recompensado abundantemente una vez que llegues.

La playa está orientada al oeste, enclavada entre los altos acantilados de Malcesine. Para llegar a la escalera sólo tienes que prestar un poco de atención mientas caminas por el centro histórico. Justo antes de la entrada al castillo, de hecho, hay un pequeño callejón que tendrás que caminar para llegar a este paraíso.

Lo que sorprende es la tranquilidad y la paz que reinan en este lugar, aunque muy cerca del centro de la ciudad, siempre llenos de turistas. Es perfecto tanto para familias que quieren disfrutar de una tarde todos juntos como para grupos de amigos para disfrutar de una agradable pizza con vistas al lago. Incluso los más románticos no se sentirán decepcionados por los hermosos atardeceres que se pueden admirar junto con su pareja.

Para los más atrevidos hay incluso un acantilado donde es posible zambullirse, obviamente siempre prestando mucha atención, y ¡sólo si estás acostumbrado!

En definitiva, un lugar un poco inusual y alejado de la vita de la ciudad, aunque se encuentra justo dentro de ella. Te aseguro que merece su lugar en mi lista de 10 lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda.

Malcesine no ha dejado de sorprendernos. No solo sobresale por su belleza, sino también puede presumir otro récord: ¡el río más breve del mundo!

El Lago de Garda cuenta con 25 afluentes. Entre estos, en Cassone, un pueblo de Malcesine, el río Aril pone fin a su breve recorrido que desemboca en las aguas del lago. “Ri”, como cariñosamente lo llaman los lugareños, proviene de una fuente en el centro histórico donde se encuentra la iglesia parroquial, a los pies del Monte Baldo. Volviendo a la fuente hay una piscina que forma un pequeño estanque. Aquí es muy probable ver numerosas truchas que cada año suben por la vía fluvial para poner sus huevos, por esta razón es una reserva protegida. En realidad, esta pequeña cuenca fue creada por razones de seguridad, ya que después de las lluvias el nivel del agua puede crear serios inconvenientes. En cualquier caso, nos da un escorzo del centro realmente delicioso.

A pesar de su longitud de 175 metros, a lo largo de su corto recorrido se pueden contar tres puentes y una bonita cascada.

El flujo del agua permite que se considere un río real y no un simple torrente. De 1889 a 1913 la fuente del Aril fue explotada por una central eléctrica para alimentar dos molinos y un molino de aceite. No está mal para un arroyo tan pequeño, ¿verdad? Añádelo a la lista de los lugares para visitar en el Lago de Garda, ¡no te arrepentirás!

El edificio que se puede ver en el lado de la plaza era una piscifactoría que desde 2008 se ha convertido en el Museo del Lago. Si te apasiona la pesca, ¡esta es una visita obligada! Podrás ver un viejo barco de pesca, las herramientas utilizadas para la pesca y un detalle que te impresionará: ¡los dientes de una pica, que parece tener 900! Pero eso no es todo. Tendrás la oportunidad de ver los peces típicos que habitan en el lago, como el pescado blanco, la trucha y la anguila.

Mientras que, si eres un amante del ambiente navideño, te aconsejo que no te pierdas el particular belén flotante que domina la superficie del río de una orilla a otra. Es realmente una imagen sugestiva.


MARMITTE DEI GIGANTI
Credits: Luisella Pala 

7. MARMITTE DEI GIGANTI

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el origen del lago más grande de Italia? Obviamente no es fácil resumir un proceso que comenzó hace unos 35 millones de años. De todas formas, no es el resultado de una sola acción, sino una combinación de tres factores. De hecho, hablamos de fluvial, glacial y tectónica. La acción erosiva es atribuible a las aguas de los arroyos de montaña que han creado una cuenca que ha permitido la modelización por los glaciares alpinos. No olvidemos que incluso el proceso de elevación de las montañas circundantes, como el Monte Pizzoccolo, ayudó a crear la cuenca del lago tal como la conocemos hoy.

Para nuestra próxima etapa, sin embargo, nos centramos en el período de glaciaciones. Piensa que durante la era del Plicocene las aguas del Atlántico y el Mediterráneo sumergieron todo el valle del Po y del Garda. Ambos valles están llenos de sedimentos arcillosos y tenemos evidencia de ello gracias a los numerosos hallazgos de fósiles marinos. Sucesivamente, estos se congelan, contribuyendo a la formación de muchos lagos pre alpinos que encontramos en todo el norte de la península. 4 glaciaciones llevaron a la creación de la cuenca de Benaco tal como la conocemos hoy gracias a su poderoso y constante trabajo de erosión.

Uno de los 10 lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda se puede reconducir a este increíble fenómeno. Estoy hablando de los majestuosos baches de los gigantes.

Estamos ubicados entre Nago y Torbole sul Garda y para llegar a tu destinación puedes elegir si optar por un agradable paseo o continuar en coche. En cualquier caso, te explicaré ambos modos para que puedas evaluar el adecuado para ti.

Con el coche es muy sencillo. Tendrás que tomar la carretera panorámica que conecta Nago con Torbole y seguir las indicaciones hacia “Marmitte dei Giganti”. No te preocupes, tu automóvil puede estar a salvo en un cómodo estacionamiento panorámico en la rotonda antes de la curva cerrada, desde donde tendrás que tomar un camino que te llevará a tu destinación en solo 5 minutos.

Andando, en cambio, el punto de partida es el centro de Torbole. Tienes que seguir una carretera asfaltada que luego se convertirá en un camino de tierra. Aunque es adecuado tanto para adultos como para niños, este tracto es un poco desafiante. Por esta razón, te aconsejo que evites llevar cochecitos. Lamentablemente, tampoco se recomienda para personas discapacitadas. Personalmente prefiero esta segunda opción para llegar a esta destinación que merece de estar en mis 10 lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda. Siempre es agradable caminar en el medio de la naturaleza y darse la vuelta para admirar el increíble cuerpo de agua azul detrás de ti.

Empezamos ahora con la visita de este lugar encantado, donde el tiempo parece haberse congelado. ¿Sabes por qué se llaman así? Una leyenda cuenta que verdaderos gigantes los cavaron para saciar su sed y que era una garantía perenne de agua para ellos.

De hecho, como mencioné antes, se formaron gracias al derretimiento de los glaciares. Al agua arrastraba consigo arena y rocas que contribuyeron al alisado de estas rocas y la creación de estos pozos de unos 10-12 metros de profundidad. Es una vista realmente impresionante.

Que servían para saciar la sed de gigantes no es cierto, mientras que el hecho de que fue un lugar habitado en tiempos prehistóricos sí lo es. Algunos hallazgos de utensilios que datan del cuarto y tercer milenio nos hacen entender que fueron utilizados como refugio. Pero ¿exactamente dónde se refugiaron nuestros antepasados? Incluso hoy en día se pueden ver túneles en la roca, en particular el principal es largo uno 10-15 metros. Si estás armado con una antorcha y, sobre todo, coraje, puedes caminarlo con total seguridad.

Una escalera de hierro conduce a un punto panorámico increíble, pero incluso en este caso lo recomiendo solo si no sufres de vértigo y no temes el peligro. Para los amantes de la escalada, sin embargo, cerca de la entrada hay un verdadero gimnasio al aire libre. En resumen, esta etapa es capaz de satisfacer todos los gustos.

En mi opinión, es uno de los lugares para visitar en el Lago de Garda más mágicos, ye que la emoción que sientes frente a este regalo de la naturaleza es indescriptible.


CRISTO SILENTE
Credits: Stefano Degli Esposti

8. CRISTO SILENTE

¿Qué tal si para nuestra octava parada en los diez lugares escondidos Para visitar en el Lago de Garda nos sumergimos directamente en las profundidades de las aguas del lago?

A los amantes del buceo les encantará. Estamos en el puerto San Nicolò en Riva del Garda. Una vez que te hayas puesto tu traje de neopreno y configurado tu tanque, prepárate para ver más que peces, rocas y quebradas sumergidas.

A una profundidad de 15 metros una imponente estatua vigila las aguas limpias y frescas que la rodean. Estoy hablando del Cristo Silente (silencioso), una obra hecha por el artista de Riva Germano Alberti. En 1970 esta obra de tres metros y sesenta de altura por un peso de unos cinco quintales es bajada al abismo. Permaneció allí ininterrumpidamente hasta 2009, cuando el mismo autor se encargó de su restauración. De hecho, estando bajo el agua durante casi cuarenta años, un retoque era imprescindible. Los brazos, abiertos es señal de bienvenida, se habían roto y la estructura había sido dañada por algunas conchas de lago, las dressene. Gracias a este trabajo de restauración la figura ha adquirido aún más belleza. Si antes era solo un símbolo estilizado, ahora el Cristo tiene un “rostro humano”.

Las dimensiones no son exageradas, pero el significado que lleva consigo es inmenso. El 1 de noviembre de cada año se celebra en la ciudad la tradicional colocación de la corona a los pies del Cristo Silente. Evento en memoria de los caídos de tierra y mar en conflictos bélicos. Es realmente conmovedor ver la corona acomodarse bajo el agua, donde todos los movimientos se ralentizan en una dimensión que parece separada de la real.

Ese es el punto de todo esto. Fuera del agua todo corre, todo es rápido y caótico. Bajo el agua, por otro lado, todo está amortiguado, lento, casi quieto. Creo que esto le da aún más valor a esta acción y llama la atención sobre la importancia de tomarse un momento para recordar.

Otro evento que no debes perderte es el Trofeo Cristo Silente, un concurso digital de fotografía submarina organizado por el Grupo Riva Divers.

Si quieres visitar este lugar realmente significativo, ¡por supuesto que puedes! De lo contrario, ¡no estaría entre los lugares para visitar en el Lago de Garda! Los centros donde se puede alquilar lo necesario para bucear y hacer preguntas son muchos. Al estar a una profundidad no alta, la hazaña puede lograrse incluso por los menos experimentados.

Hablando de tesoros escondidos que se encuentran bajo el agua, ¡debes saber que no es el único! No puedo dejar de mencionar el naufragio del “Galea”, un barco de la Serenissima Republica hundido en 1509 en Lazise. Exacto. No solo en el fondo marino hay naufragios; incluso las aguas de los lagos han conocido la ferocidad de los enfrentamientos navales. Descubierto en 1962, se encuentra a una profundidad entre 24 y 27 metros a unos 500 metros del puerto del Primer Municipio Italiano. Gracias a la forma del fondo marino, que está ligeramente inclinado, el barco es doblemente pendiente. Gracias al barro presente, se ha conservado de una manera fantástica. Muchos de los elementos constitutivos de la nave son perfectamente visibles. Para descubrir otras curiosidades sobre esta bonita destinación, te invito a leer https://www.gardavisit.it/es/diez-puntos-de-fotografiar-en-lazise/

Si el mundo de los relictos te fascina, entonces te sugiero que también explores el área de Saló. Aquí, de hecho, serás recibido por otro barco increíble, hundido solo en 1977: el relicto Benardi. Este antiguo barco de Navigarda, que perteneció al ingeniero Bernardi, es en realidad parte de un verdadero gimnasio para buceadores. Estamos en la playa de Tavine, donde varios pecios han sido hundidos deliberadamente a diferentes profundidades solo para permitir que los menos experimentados se familiaricen con este deporte.

Entonces, bajo el espejo del agua se esconde un mundo de tranquilidad, paz y vistas que te dejarán sin aliento (¡con la esperanza que no sea un defecto del cilindro!). Bucea para descubrir el mundo submarino del lago; ¡Misteriosos naufragios que yacen en el fondo marino están esperando que vengas a descubrirlos!


Diez lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda
Credits: Adert 

9. CAMPO DI BRENZONE E BALOT TACÀ VIA

A veces sumergirse en el agua no es suficiente para escapar del caos diario que es parte de nuestras vidas. A menudo me pregunto cómo era la vida antes de este progreso tecnológico que nos ha abrumado inexorablemente. ¡No estoy diciendo que sea algo malo, de lo contrario ni siquiera estaría aquí escribiendo! En cualquier caso, me gustaría mucho conocer como se vivía antes de todo esto.

¿Si te dijera que entre los diez lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda también hay un pueblo que nos fascina al contarnos como era la vida en el pasado? ¿Tienes curiosidad por sumergirte en la historia de personas sencillas que han vivido o aún viven aquí? Así que prepárate, ahora descubrimos un lugar para visitar en el Lago de Garda verdaderamente único en su tipo.

Borgo Campo en Castelletto di Brenzone es realmente una parada que le dará otro significado a tu visita al lago de Garda. Se puede llegar por varios caminos: ya sea directamente desde el centro de Catelletto, desde Marniga, Fasor, Cassone y Magugnano. Obviamente, cada uno de estos caminos tienen características diferentes. El más directo desde la orilla del lago es el que parte de Marniga, mientras que lo que tiene las subidas más suaves y agradables es el de Fasor. El más conocido es el de Magugnano, un camino de herradura pavimentado con piedras y guijarros largo unos tres kilómetros.

En cualquier caso, sea cual sea la opción que elijas, estarás rodeado y mimado por el aroma de los olivos, con la vista del maravilloso lago detrás de ti. El sendero es apto para todos, incluso para niños ya que la diferencia de altura no es alta. Siempre es mejor optar por zapatos cómodos y antideslizantes, ya que en los guijarros es fácil resbalar si están mojados.

Una vez que llegues a tu destinación, a unos 200 metros sobre el nivel del lago, no sabrás ni donde mirar. La magia de este lugar te cautivará. Pero ¿por qué este pueblo es tan especial? Esta ciudad medieval, donde hoy solo viven dos familias, parece haberse mantenido igual. Ya se habla de Campo en 1023, ¡hace casi un milenio! Aquí se pueden ver numerosas casas en ruinas, muchas en estado de deterioro, sin techos ni cerramientos.

Aunque algunos atisbos pueden dar la impresión de estar en un lugar abandonado, no es así. Se siente la presencia de habitantes, aunque pocos. De hecho, puedes encontrar un bar y una tienda que vende productos hechos de cuero, Little John’s shop. Además, los hospitalarios lugareños ofrecen una romántica mesa de hierro forjado, desde donde podrás disfrutar de una vista que te dejará sin palabras. Si quieres tener un almuerzo tipo picnic para sorprender a tu novia, este rincón del paraíso seguramente será tu aliado.

¿Qué más esconde este lugar para visitar en el Lago de Garda?

Una joya del lugar es sin duda la iglesia dedicada a San Pietro in Vincoli, construida entre los siglos XII y XIV, mientras que la fachada es del siglo XVIII. En el interior, que mantiene la construcción a dos aguas, presenta un verdadero ciclo de frescos, obra del maestro Giorgio da Riva. Estas maravillosas obras de arte son perfectamente visibles gracias a la restauración de 1999 y el ambiente íntimo es realmente algo sugerente.

El pueblo nos transporta al pasado, cuando todas las comodidades que hoy damos por sentado aún no existían. Aquí, de hecho, el sistema de alcantarillado y agua está completamente ausente. El agua se lleva a la casa desde la fuente debajo de la iglesia y las estufas se utilizan para mantener el calor.

Pero Campo no siempre fue así. Hasta los años 50 estaba habitado por un mayor número de familias. Los niños, sin embargo, casi todos decidieron emigrar para buscar fortuna en el extranjero, dejando todo como lo vemos hoy. Emblemática es la inscripción “Casa de los 7 de América” en una casa abandonada por siete hermanos que decidieron seguir el sueño americano.

Es absolutamente erróneo considerar Campo un lugar abandonado y olvidado, ya que muchos eventos se organizan aquí cada año. En febrero, el ambiente romántico del Día de San Valentín también llega a este lugar escondido con el evento Lago di Garda il Love.

Notti Magiche a Campo le dará noches dignas del nombre del evento. En agosto, de hecho, muchos artistas vienen aquí para despertar las calles del centro con dulces notas musicales. Al estar del lado de Verona, no se puede dejar de celebrar Santa Lucia, una festividad esperada por todos los niños con alegría y entusiasmo. Pero el evento para que Campo cobra más vida es sin duda la exposición de belenes. De diciembre a febrero, muchos belenes pueblan y decoran las calles que una vez estuvieron llenas de gente.

Para los amantes de caminar, esta destinación no decepcionará ni siquiera en este sentido. Aquí, de hecho, hay una ruta panorámica verdaderamente única. Estoy hablando de la conexión de Campo a Biaza di Brenzone. Este distrito no está muy lejos y una visita a la Iglesia de Sant’Antonio Abate es imprescindible, con frescos medievales y una espléndida vista del lago

¡Las sorpresas aún no han terminado! Desde Brenzone, de hecho, se puede llegar a otra maravilla que merece estar entre los diez lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda.

Si te gusta caminar, pero no demasiado, no puedes perderte este viaje. Aunque, debo avertirte, no es precisamente lo más sencillo. Pues, te adentrarás en un camino hecho de piedras y rocas para llegar a él, el “Balot tacá via”. El nombre, que traducido del dialecto local “gran roca suspendida”, describe perfectamente lo que es. Esta roca gigante ha estado atrapada entre las estrechas paredes rocosas del desfiladero y ha estado suspendida durante siglos.

Pero vamos en orden. ¿Cómo se llega a este lugar encantado? En realidad, es muy simple, puedes aparcar tu coche en la aldea de Sommavilla di Brenzone y desde allí sólo tienes que seguir las indicaciones. Tendrás que recorrer aproximadamente un kilómetro con un desnivel de 241 metros y en unos 50 minutos llegarás a tu meta.

Un pequeño consejo: dada la conformación del camino, hecho de piedras resbaladiza, te sugiero que evites períodos de lluvia, tormentas o alta humedad. ¡Mejor no arriesgarse a caerse! Una vez que entres en el desfiladero, caminarás entre troncos, plantas y piedras, todo llevado por el agua. Te sentirás como caminando en la selva. Además, tendrás que superar una pequeña pared a través de una escalera de hierro. No es demasiado complicado, pero aún tendrás que prestar atención. La belleza de la caminata en el lecho del arroyo recompensará todos sus esfuerzos, se lo puedo asegurar. Adicionalmente si eres una persona aventurera, cada paso resultará una grata sorpresa. Llegado a tu destinación, te quedarás fascinado por la majestuosidad de esta roca que parece caer en cualquier momento, en cambio permanece inmóvil, justo encima de tu cabeza.

Creo que este lugar para visitar en el Lago de Garda es algo realmente increíble.


OASIS NATURAL “SAN FRANCESCO”
Credits: Ass. DeepNature

10. OASIS NATURAL “SAN FRANCESCO”

La unicidad del Lago de Garda de puede sentir en cada rincón remoto. Es importante, sin embargo, recordar que es una joya para ser cuidadosamente guardada y cuidada. Desenzano del Garda es plenamente consciente de esto. La ciudad alberga un raro ejemplo de un entorno ribereño, reconocido por la región de Lombardía como Monumento Natural en 2008. La zona, en una posición afortunada, conserva un grado muy alto de diversificación biológica, tanto en el campo de la fauna como de la flora. Un porcentaje sorprendente teniendo en cuenta la pequeña extensión de la zona, de unas 10 hectáreas.

Este lugar difiere de otras destinaciones en el lago de Garda que están sujetos a un estado de reducción progresiva del hábitat natural. Por esta razón, es el lugar perfecto para una excursión ambiental. Los diversos voluntarios de la asociación “Airone Rosso” siempre estarán listos para responder a tus preguntas y curiosidades y acompañarte dentro de este oasis inmerso en la tranquilidad. Si deseas hacerlo de forma independiente, las diversas señales de información te permitirán leer mucha información sobre el territorio y el medio ambiente.

La zona, situada en Rivoltella di Desenzano del Garda, está un poco escondida. De lo contrario, ¡no estaría en nuestra selección de 10 lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda! Pero una vez que encuentres la plaza de aparcamiento, puedes caminar rodeado de la paz y la tranquilidad del bosque, cruzando un jardín educativo particularmente adecuado para niños. Aquí también tendrás la oportunidad de observar aves y admirar especies protegidas, en completa armonía con el entorno que te rodea. Con un mínimo de paciencia y suerte, tendrás la posibilidad de ver aves acuáticas que no se encuentran en ningún otro lugar de la cuenca del lago. Más de 100 especies de aves viven en esta área, algunas de ellas residentes, otras migratorias. Aquí también residen reptiles y pequeños mamíferos, como la ardilla y el erizo. Si el destino te acompaña, la tortuga de orejas rojas saldrá de las aguas del lago para ser admirada en todo su esplendor. No es raro ver incluso algunas ranas saltando aquí y allá.

Si deseas ver este lugar para visita en el Lago de Garda y disfrutar de momentos de paz en un entorno virgen, hay algunas cosas para recordar.

La admisión está permitida solo durante el fin de semana desde mediados de mayo hasta mediados de septiembre, excepto para eventos especiales o viajes educativos organizados. Solo se puede visitar una parte del área, mientras que el resto se deja completamente a la naturaleza.

Por desgracia, no es el lugar adecuado si quieres hacer un viaje fuera de la ciudad con tu amigo de cuatro patas. No se admiten perros. Esta vez tendrá que contentarse con escuchar tus emocionantes cuentos cuando regreses.

Todos sabemos que fuera de las cuatro paredes de la casa y nuestra zona de confort hay un mundo esperándonos. Basta con añadir a esta conciencia la curiosidad por descubrir lugares nuevos y una buena dosis de sed de aventura. El entusiasmo que sientes al llegar a lugares que no conocías no tiene igual, nos da sentimientos difíciles de explicar. Si estas metas no son triviales y obvias, la satisfacción es aún mayor.

Nuestro viaje de descubrimiento de lugares inusuales ha llegado a su fin. Probablemente algunos de los 10 lugares escondidos para visitar en el Lago de Garda que he propuesto no son nuevos para ti. Pero espero haberte empujado para ir siempre en busca de algo más y de no conformarte con lo que todo el mundo ya conoce. Porque a menudo no puedes imaginar lo increíble que puede ser.

Después de todo, seamos honestos, todos los lugares para visitar en el Lago de Garda son perlas únicas, pero encontrar algo nuevo no tiene precio.

admin
admin

GardaLanding: la prima agenzia turistica sul Lago di Garda

Artículos: 479

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *